El Punto de Partida: ¿Para Qué la Vas a Usar?

camaras

Aunque te parezca mentira, una decisión acertada depende más de tener claro para qué la vas a usar que de conocer con pelos y señales las prestaciones de todas las cámaras del mercado. ¿Para qué quieres la cámara? ¿Qué tipos de fotos vas a hacer con ella? Mi amiga María me contaba su experiencia: “Me compré una Pentax K10D porque tenía dinero y entraba en mi presupuesto. Quería hacer fotos estupendas. Y ahora apenas la saco de casa porque abulta mucho y es un poco compleja de manejar. Suelo coger la Canon IXUS 75 de mi hermana, que para lo que la quiero va más que de sobra…”.

 

El Precio No Debería Ser el Factor que Determine Todo

PrecioTodos deberíamos aprender de la experiencia de María. A menudo, cuando queremos comprar algo que no conocemos muy bien, tendemos a pensar en cuánto estaríamos dispuestos a gastarnos y luego tratamos de comprar el mayor número de funcionalidades por ese precio. Es un error por varias razones:

  • Puede que haya funcionalidades que no vas a usar y podrías ahorrarte un dinerito, que a nadie nos sobra ;) .
  • Puede que no tenga la funcionalidad clave que haga que no vayas a sacarle partido.
  • Puede que sea más compleja de lo que piensas y no vayas a tener paciencia para aprender a manejarla.
  • Puede que sea tan simple que no te dé el juego que esperabas.

Por tanto, insisto: medita un poco sobre para qué quieres la cámara y qué tipo de fotografía quieres realizar. Si tu presupuesto actual no te da, es preferible que esperes un poco ahorres y luego te la compres.

De Qué Tipos de Usos y Tipos de Cámaras Estamos Hablando

¿En qué debes fijarte para saber qué tipo de uso vas a hacer? A veces es difícil si se está un poco perdido ¿no?. No te preocupes: aquí tienes unas pistas.

  • Si lo fundamental es que ocupe lo menos posible, que la puedas llevar encima casi sin darte cuenta, lo tuyo son las Ultracompactas. Ten en cuenta que con un menor tamaño, estarás renunciando muchas veces a capacidad de control, con lo que este tipo de cámaras te servirán fundamentalmente para tomar fotos en modo automático y una serie de modos predefinidos: paisaje, retrato, nocturno, etc.
  • Si estás empezando y te gustaría aprender fotografía uno de los factores clave es que tu cámara te permita control manual sobre la velocidad de obturación y la apertura. Si son tus primeros pasos tal vez sea conveniente que pases por una Compacta: te ahorrarás unos euros y, si la afición a la fotografía se consolida, podrás dar el salto a algo más serio como una réflex.
  • Para todos aquellos a los que les guste la fotografía y quieran empezar a jugar con ópticas de mayor calidad y mayor número de aumentos tenemos el segmento de las Tipo Réflex. Para comprarte una deberás rascarte un poquito más el bolsillo. Algún tiempo atrás era la manera más barata de acercarse a las prestaciones de una réflex. Hoy en día, los precios de las réflex han bajado tanto que la diferencia es mucho menor.
  • Por último, para los amantes de la fotografía que buscan las máximas prestaciones están las tipo Réflex. Algún tiempo atrás, las réflex digitales tenían precios muy elevados para prestaciones todavía modestas. Hoy podrás encontrar modelos realmente espectaculares por precios muy populares.

 

Ya Tengo Claro el Tipo de Marca… ¿Qué Pasa con el Resto de Características?

No hay más que mirar a la lista de características técnicas de una cámara digital para sentirse abrumado. ¡Tantos factores que considerar…!. No te apures: te vamos a contar cuáles son los más importante a tener en cuenta. Toma nota:

El Tamaño Sí Importa

Es un factor clave, y varía de fotógrafo a fotógrafo. La mejor cámara digital es la que no te cuesta llevar encima. A menudo hay grandes equipos fotográficos (y voluminosos también) que se quedan en el armario porque a su dueño le da pereza sacarlo. Otras veces, el fotógrafo no se siente cómodo con una cámara por no tener el cuerpo y el peso suficientes. La decisión acerca del tamaño requiere de un ejercicio de auto-análisis.

Los Famosos Megapixels

Suele ser un factor que la gente tiene muy en cuenta. Para los que no conocen el mundo de la fotografía digital, se asocian más megapixels a mayor calidad, lo cual es rotundamente falso. En el mercado existen muchas cámaras de 5 megapixels que toman mejores fotos que otras de 7 megapixels. No conviene obsesionarse con la resolución. Piensa además que la relación entre resoluciones no es lineal. Además, hoy en día la resolución típica de las cámaras digitales del mercado suele ser más que suficiente para la mayoría de los casos. ¿Sabías que para revelar una foto digital de 10x15cm en calidad estándar sólo se requieren 2 megapixels?

En general, un buen consejo es: desconfía de modelos de cámaras de fabricantes desconocidos que te venden montones de megapixels por precios irrisorios. Normalmente los megapixels no son reales, sino interpolados y las aberraciones cromáticas en las imágenes suelen ser muy desagradables. Fíjate en el precio de un tipo de cámara en los principales fabricantes del mercado y piensa que en una franja de un más/menos 15% está el precio de mercado para ese tipo de cámaras.

En los artículos “Megapixels Por Aquí. Megapixels Por Allá” y “Descubre por qué (en Fotografía) el Tamaño (del Sensor) sí Importa” encontrarás mucho más al respecto.

La Óptica: Mejor Calidad que Cantidad

OpticaMás importante incluso que el número de aumentos es la calidad de la óptica. Los principales fabricantes del mercado suelen tener ópticas muy cuidadas. Si te sales de ellos (Canon, Nikon, Sony, Olympus, Sony, etc.), trata de informarte de quién es el fabricante de la óptica y qué calidad tiene. Si te interesa la telefotografía y vas a comprarte una cámara con muchos aumentos, seguramente te interesará que tenga estabilizador óptico de la imagen, para evitar fotos movidas cuando tenga el zoom a tope. ¡Ah! ¡Por cierto! Borra de tu diccionario las palabras zoom digital. Aquí hablamos de óptica. El zoom digital no debería ser nunca un factor a tener en cuenta.

Sobre este tema, no dejes de visitar los artículos “Zoom Óptico y Zoom Digital: ¿Cuál es Mejor?” y “Midiendo el Zoom Optico: ¿Qué significa x3, x4 o x10?”.

Para los que Quieren Experimentar en Retoque

Este es un consejo para los de la categoría Tipo Réflex o Réflex. También para los de compactas de muy alta gama. Si te gusta la fotografía y el retoque; si eres un amante de Photoshop; si quieres realmente profundizar en esta bella afición, búscate una cámara que permita almacenar las fotos en modo RAW. ¿Quieres saber por qué?. Y más pistas aquí: “¿Por Qué Disparar en RAW? El Gráfico Que Hará Que Nunca Vuelvas a Fotografiar en JPG”.

¿Pilas o Baterías?

PilasOtro factor a tener en cuenta es el tipo de pilas o baterías que usa la cámara digital. Más importante aún si cabe es la autonomía que tenga la cámara. A este respecto, hay dos grandes tipos de baterías:

  • Baterías propietarias Generalmente ofrecen una mayor capacidad de almacenamiento de energia que las convencionales, y para una capacidad de carga semejante ocupan menor espacio que las pilas. Las mejores son las de ion-litio (Ion-Lithium).
  • Pilas convencionales Normalmente los las pilas de tipo AA de toda la vida. Se recomienda el uso de pilas recargables, por precio, porque dan una mayor autonomía que las alcalinas equivalentes, y porque es más ecológico. La gran ventaja de este tipo de pilas frente a las baterías propietarias es que en cualquier sitio que te quedes sin pilas puedes comprar un juego de alcalinas a bajo precio y seguir funcionando. Además las recargables suelen ser más baratas que las baterías propietarias

De decantarnos por una cámara con batería propietaria, procuraría que el cargador de la batería fuese una cartuchera externa, y que la carga no tuviera que hacerse en la propia cámara (para preservarla). Por otro lado, reservaría una parte de mi presupuesto para comprar otra batería de reserva para cuando se agote la primera.

Y un par de artículos interesantes sobre baterías y consumo en la cámara de fotos:“8 Consejos para que tus Baterías Duren Más” y “Los 3 componentes que más energía consumen en una cámara digital”.

Controles manuales

Ya lo hemos hablado más arriba: si tienes planificado hacer tus pinitos en el mundo de la fotografía, es necesario que la cámara digital que elijas te permita el mayor nivel de control manual. Especialmente sobre la velocidad de obturación y la apertura.

En los siguientes artículos puedes encontrar mucho más sobre esta idea: “Los Controles Creativos de la Cámara: Di Adiós al Piloto Automático”.

Y, Por Último, No Calentarse Demasiado la Cabeza

En los tiempos que corren, te puedes comprar una excelente cámara digital por un precio por el que no merece la pena calentarse demasiado la cabeza. Así que, decídete. El tiempo es oro. Cuanto más tardes, más oportunidades perderás de capturar momentos únicos, recuerdos inolvidables con tu nueva cámara digital.

 

Fuente: DZoom

Anuncios