Los folletos son cartas de presentación de una empresa o evento ante clientes, proveedores, instituciones y público en general. Además de comunicar alguna información concreta sirven para transmitir, reforzar y garantizar una imagen de empresa o de marca de calidad. Los folletos con buen diseño gráfico y acabado profesional comunican más y mejor porque invitan a su lectura, se diferencian de la competencia y cumplen los objetivos comerciales e informativos de la empresa que los edita. El folleto sirve para ofrecer información importante de la empresa, mostrar sus instalaciones, productos, servicios, ofertas comerciales o información de eventos organizados por la entidad como congresos, conferencias y charlas. En este post  hablaré  de los tipos y formas de un folleto y también de su utilidad para las empresas.

Un folleto es un trabajo gráfico diferente a un libro, revista, catálogo o boletín de empresa en cuanto a formato y también en cuanto al tipo de información que suele dar y al objetivo de comunicación que persigue. Los folletos son más reducidos que un libro, catálogo o cartel y tampoco cuentan con la periodicidad propia de una revista o boletín corporativo. Estas características propias y específicas de los folletos, a medio camino entre el cartel y el catálogo, permiten un diseño gráfico distinto al de otros trabajos gráficos. Los folletos, además, están menos limitados que los libros, revistas o carteles en lo que a normas preestablecidas de diseño y formatos se refiere. En este post te hablamos de los tipos de folletos publicitarios y de empresa que existen según el tamaño, tipo de plegado y presentación final que presenten.

La elección del tamaño y tipo de plegado del folleto condicionará la organización de la información y de los demás elementos gráficos que compongan el folleto, influyendo en su aspecto final. Según la cantidad de contenido (textos, fotos y gráficos) del folleto, el tipo de público al que se dirija y el presupuesto final con el que se cuente para su realización se procederá a escoger un tamaño apropiado, un tipo de plegado u otro y un acabado final acorde.

Tipos de folletos

Folletos según el número de páginas o cuerpos

  • Hojas volantes o flyers: una sola hoja sin plegar e impresa por una cara o por las dos. Los tamaños habituales suelen ser cuadrados o rectángulos comprendidos entre A6, A5, 10x21cm y A4 como tamaño máximo. Es el tipo de folleto comercial más básico, barato y sencillo y suele emplearse para campañas publicitarias o informativas masivas. Pueden distribuirse de forma independiente o incluidos en el interior de otras publicaciones como revistas, periódicos, boletines, libros o catálogos.
  • Dípticos: folletos plegados en 2 partes o cuerpos (4 páginas).
  • Trípticos: folletos plegados en 3 partes o cuerpos (6 páginas).
  • Cuadrípticos: folletos plegados en 4 partes o cuerpos (8 páginas).
  • Polípticos: folletos de más de 4 cuerpos.

Folletos según el tipo de plegado

  • Folleto plegado en ventana, se usa mayoritariamente para cuadrípticos.
  • Folleto plegado en acordeón: formado por dos o más pliegues paralelos en direcciones opuestas que se abren. Permite plegar un gran número de páginas y es ideal para folletos de muchos cuerpos o polípticos, aunque también se puede utilizar en trípticos o cuadrípticos. Para la impresión y plegado de polípticos el tipo de papel será necesariamente de menor grosor. Un folleto en acordeón puede abrirse desde el lado derecho o desde el izquierdo y el contenido deberá se coherente tanto que esté el folleto absolutamente desplegado como si se abre sólo una parte.
  • Folleto plegado envolvente o en cilindro: formado por un conjunto de pliegues que se doblan varias veces sobre sí mismos. Cuando se abre un folleto plegado en cilindro la información se muestra gradualmente cuerpo a cuerpo y el contenido debe poder leerse y ser coherente como un conjunto de hojas individuales y como una tira única y continúa.
  • Folleto plegado en cruz. Se pueden imprimir por una o por las dos caras y son los más complicados a la hora de organizar el contenido de forma coherente e independiente en cada cara.