Aunque hay muchas gratuitas en la red, la mayoría de fuentes tipográficas personalizadas no bajan de 50 dólares por licencia. Igualmente existe mucho software con muy buenas funcionalidades pero que para diseñar la tipografía de un logo sencillo, tal vez de una pequeña empresa, el alto gasto de una copia no es siquiera considerable. Para tales casos están aquí -cortesía de Mashable– varias alternativas gratuitas con un buen número de capacidades:

Por 

FontStruct

FontStruct es un editor online auspiciado por FontShop, una popular tienda de fuentes. Muy sencillo es su uso, además de que permite exportar los resultados rápidamente en formato de fuentes TrueType (TTF). La comunidad y la posibilidad de compartir las creaciones en el sitio lo convierten en un espacio propicio para conseguir otras fuentes de alta calidad.

FontForge


Muy completo aunque su interfaz “intimidante” -adjetivo que le dan en Mashable- asusta en un primer vistazo. Lo bueno es que cuenta con suficiente documentación para sacarle el máximo provecho empezando por su guía de edición de paso a paso. Funciona en Windows, GNU/Linux y Max, y funciona con los formatos TTF, PS (PostScript) y OTF (OpenType).

BitfontMaker


Otro editor en línea con el que iremos creado nuestra tipografía letra por letra y píxel por píxel. Basta pulsar sobre el carácter a editar e ir diseñando su figura a través de la cuadrícula en la parte inferior de la página. Restará guardar los resultados como TTF.

Type light


Una aplicación para PC con Windows, con una agraciada interfaz similar a las de los populares programas de dibujo vectorial y su espectacular manejo de líneas curvas a través de una cuadrícula infinita. Además de contar con exportación a formatos TTF, PS, y OTF, destaca por su convertidor entre formatos. Es gratuita para uso no comercial.

gbdfed Bitmap Font Editor


Un editor Open Source diseñado especialmente para trabajar en ambientes GNU/Linux (requiere de GTK+), aunque seguramente su código se puede compilar para los otros OS. Importa y exporta en varios formatos, y cuenta con buena documentación, aunque es lo suficientemente sencillo como para sacarle provecho desde la primera ejecución.

Font Constructor


Referente en cuanto a elegancia y nacida como una herramienta educativa, FontConstructor permite ir más allá en la creación de fuentes al ofrecer la interacción suficiente para entender las relaciones visuales y formas entre los símbolos que componen cada tipografía. Es compatible sólo con Mac OS X.

Raster Font Editor


Finalmente otro sencillo software de edición para Windows que permite importar y exportar cada trabajo en formato de fuentes, como mapa de bits, como archivo de texto (.TXT) y con otras terminaciones menos conocidas (.RC y .FNT). Aún se encuentra en versión beta aunque se valora también su portabilidad y ejecución desde dispositivos extraíbles.