Todo color posee una serie de propiedades que le hacen variar de aspecto y que definen su apariencia final. Entre estas propiedades cabe distinguir, el matiz, el tono y su intensidad. Hay que tener en cuenta siempre que la percepción de un color depende en gran medida del area ocupada por el mismo, siendo muy difícil apreciar el efecto de un color determinado si este se localiza en una zona pequeña, sobre todo si está rodeado de otros colores. Les envió la muestra en formato  descargar.

Anuncios