Muchos se preguntan cómo obtener una cuenta de Paypal en Perú, ¿es posible? Pues no, no es posible. En Latinoamérica Paypal atiende solo a los siguientes países: Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, México, Uruguay y Venezuela, y en algunos casos con ciertas limitaciones, como solo retirar a cuentas bancarias en Estados Unidos o a través de cheques. La única forma de tener una cuenta Paypal si estás en Perú es abriéndola desde otro país, talvez por intermedio de un amigo, familiar o incluso constituyendo una empresa. Obviamente no son opciones viables para la mayoría.

 ¿Qué podemos hacer? ¿Cómo lograr que Paypal le preste atención al Perú? Conversábamos al respecto en #anwmp y mencioné que no creo que se trate de que un grupo de usuarios peruanos quedaron mal con Paypal algunos años atrás. Eso me suena a leyenda urbana, ¿alguien puede confirmar si alguna vez Paypal estuvo disponible para Perú? Creo que se trata de algo muy sencillo, el Perú no representa un mercado atractivo para una empresa como Paypal. Si bien tenemos muchas más conexiones a Internet que otros países de la región, nuestras actividades de comercio electrónico, como comerciantes y compradores, resultan risibles para estándares internacionales.

 

Cómo lograr que Paypal nos tome en cuenta? Podemos empezar con un poco de cultura en comercio electrónico. En los últimos meses del año 2006 he hablado con varios amigos que me comentaban que Drupal en 15 gotas era su primera compra electrónica. Y hablamos de gente que trabaja en la Red; desarrollando sitios web. Un muy buen amigo, un poco más alejado del entorno de Internet, ingeniero electrónico, me preguntó si era seguro comprar en Amazon. ¿Que si es seguro? ¡Claro que sí! Mucho más seguro que darle tu tarjeta de crédito a un desconocido, el mozo, en cualquier restaurante de Lima, o a la señorita de aquel Blockbuster en La Molina. Debemos comprar y vender en Internet. Paypal jamás pondrá la vista en Perú si solo hay cuatro tipos comprando en la Red. Otra forma de atraer a Paypal al Perú es creando una verdadera demanda para procesadores de pago. Los operadores actuales dejan mucho que desear, no solo en precios sino también en los detalles de implementación. Creo que tenemos más sitios web peruanos usando 2Checkout que Visanet. Obviamente 2Checkout no es un verdadero procesador de pagos sino un tercero (un third party), tiene comisiones muy altas para los estándares internacionales y se toma al menos una semana para pagar y algunos fondos como reserva. Paypal tampoco es un procesador de pagos propiamente dicho, al menos no como lo son Authorize.net o Verisign Payflow, aunque su solución Website Payments Pro, solo disponible por ahora en Estados Unidos, se acerca a ello. Paypal es un paso en la dirección correcta y tiene una base de usuarios muy grande, tanto así que muchos dicen “paypal me” cuando solicitan un pago vía Paypal. Los pagos son instantáneos y con la tarjeta Paypal, una Mastercard de débito, es posible retirar dinero desde cualquier cajero de la red Maestro en todo el mundo. Debemos lograr que nuestros clientes consideren a la Red como un canal de ventas activo, no solo como una vitrina que ve a los clientes pasar de largo. Hay que generar ventas en la Red, y para ello es necesario procesar pagos en línea. Si por ahora solo tenemos 2Checkout y Visanet como opciones pues hay que usarlos. Si es necesario crear una empresa en otro país hay que hacerlo. Lo importante es generar actividad de comercio electrónico. Pagos entre peruanos El Banco de Crédito promovió hace algunos años su tarjeta de compras en Internet viaBCP, por alguna razón la retiraron del mercado aún cuando era buena idea. Ahora muchos usamos la banca por Internet para tranferir dinero entre nuestras cuentas. No es algo revolucionario pero al menos pagamos y recibimos dinero usando la Red. Otra opción, que me resulta más interesante, es Pagum, ahora parte de Scotiabank. En Pagum creas una cuenta en pocos pasos, a través del sitio web, y al estilo Paypal envías y recibes dinero usando tu cuenta de correo electrónico. No es necesario tener cuenta en el banco e incluso se puede generar una tarjeta de crédito Mastercard virtual, con la cual aún no he podido concretar una transacción pero algunos amigos me han comentado que lo han hecho sin problemas. Debemos acostumbrarnos a usar medios electrónicos, incluso cuando es posible hacer la cola en el banco o pagar con aquellos anticuados instrumentos conocidos como cheques.